Buscar
  • brassmarket

Emprendedores que hicieron historia - Parte 1: "El fundador de Yamaha"

El emprendimiento del fundador de Yamaha, Torakusu Yamaha, reflejó el entusiasmo de Japón en el cambio del siglo XIX al XX por las nuevas tecnologías y la capacidad de sus empresarios de clase media para desarrollar productos basados ​​en estas nuevas herramientas. Criado en lo que hoy es la Prefectura de Wakayama, Yamaha recibió una educación inusual para su tiempo de parte de su padre samurai, un topógrafo con amplios intereses en astronomía y mecánica y una biblioteca extraordinaria. La Restauración Meiji, un esfuerzo subsidiado por el gobierno para acelerar el desarrollo tecnológico a fines del siglo XIX, puso a personas educadas como Yamaha en una posición para capitalizar el nuevo crecimiento.

A la edad de 20 años, Yamaha estudió reparación de relojes en Nagasaki con un ingeniero británico. Formó su propia compañía de relojería, pero no pudo mantenerse en el negocio debido a la falta de dinero. Luego tomó un trabajo en la reparación de equipos médicos en Osaka después de completar un aprendizaje en la primera escuela de medicina occidental de Japón en Nagasaki.

Como parte de su trabajo, Yamaha reparó equipos quirúrgicos en Hamamatsu, un pequeño pueblo de pescadores de la costa del Pacífico. Debido al aislamiento de su área, una escuela de la ciudad le pidió en 1887 que reparara el órgano tubular Mason & Hamlin, fabricado en EE. UU. Al ver el potencial comercial del instrumento en Japón, Yamaha produjo su propia versión funcional del órgano dentro de un año y luego estableció un nuevo negocio en Hamasatsu para fabricar órganos para escuelas primarias japonesas. En 1889 estableció la Yamaha Organ Manufacturing Company, el primer fabricante japonés de instrumentos musicales occidentales. Al mismo tiempo, el gobierno otorgó el estatus de municipio de Hamamatsu, que le proporcionó servicio ferroviario y lo convirtió en un centro de comercio regional.

Las tradiciones musicales occidentales interesaron al gobierno japonés, que fomentó y atendió el creciente entusiasmo por las ideas occidentales. Si bien la educación técnica de Yamaha le permitió fabricar un producto, la inversión del gobierno en infraestructura le permitió crear un negocio. El órgano de Yamaha utilizó métodos modernos de producción en masa, y para 1889 empleaba a 100 personas y producía 250 órganos por año.

Durante la década de 1890, el piano vertical superó al órgano de tubos en popularidad en las casas de los EE. UU. debido a su menor coste. Yamaha vio el potencial de este mercado. En 1897 cambió el nombre de su compañía Nippon Gakki Co., Ltd., que literalmente significa instrumentos musicales de Japón. Abrió una nueva planta y una sede en el distrito de Itaya-cho de Hamamatsu.

El gobierno de Japón no solo apoyó la industrialización a través de la manufactura pesada, sino que también alentó a las nuevas empresas a contactar directamente a los mercados extranjeros. La expansión a los pianos requirió más investigación, por lo que el Ministerio de Educación de Japón patrocinó una gira de Yamaha por los Estados Unidos en 1899. Debía estudiar la fabricación de pianos y establecer proveedores para los materiales necesarios para producir pianos en Japón. En un año Nippon Gakki produjo su primer piano. Las órdenes gubernamentales e institucionales fueron las primeras en completarse, incluidas algunas para el Ministerio de Educación. En 1902, con materiales estadounidenses y tecnología alemana, Nippon Gakki presentó su primer piano de cola. En 1903 la compañía produjo 21 pianos.

Nippon Gakki demostró sus nuevos pianos en exposiciones internacionales selectas. Entre 1902 y 1920, la compañía recibió premios por sus pianos y órganos que nunca antes habían ido a un fabricante japonés, por ejemplo, un Gran Premio en la Exposición Mundial de Saint Louis en 1904.
El espíritu emprendedor de Yamaha continuó sin descanso, y a pesar de la muerte de su fundador, la empresa continuó expandiéndose hasta nuestros días, siendo por todos conocida su increíble diversificación (instrumentos de viento, guitarras, baterías, teclados, motores, electrónica, motos, naves, etc) convirtiéndose en una de las más grandes empresas a nivel mundial. Y todo comenzó con un joven que reparaba relojes...

14 vistas

+34 6767 93 020